fbpx

Construcción modular

Construcción modular
octubre 15, 2021 Beatriz Funes

¿Qué es la construcción modular?

La construcción modular, prefabricada o industrializada, también conocida como construcción off-site, consiste en ejecutar ciertos componentes o elementos de un edificio en fábrica. Estos posteriormente serán transportados y ensamblados en obra. Así entendida, la construcción modular se ha convertido en la palanca de cambio para el sector. Y es que, pese a ser un pilar fundamental de la economía mundial, llevaba décadas sin modernizarse ni adaptarse a las nuevas exigencias económicas, sociales y ambientales del mundo en el que vivimos.

 

 

Características de la construcción modular:

Pero ¿por qué elegir la construcción modular? A continuación resumimos las claves de esta nueva metodología de trabajo:

  • Una parte importante de la actividad constructiva se realiza en fábrica, en ambientes controlados tanto a nivel de producción como de calidad.
  • Se reducen considerablemente los residuos en obra. La construcción se vuelve más limpia.
  • El trabajo se organiza mucho mejor y se consigue una mayor producción en menos tiempo.
  • Se alcanzan mayores estándares de calidad.
  • Es una construcción versátil, a diferencia de lo que se pueda pensar. La construcción modular permite cualquier tipo de diseño arquitectónico.
  • Se acortan los plazos de construcción considerablemente.
  • Tiene un alto valor de sostenibilidad. Tanto el proceso constructivo como el producto final (edificio o vivienda) son mucho más eficientes y eco-friendly.
  • Se realiza una mejor gestión de los costes y gastos que genera una obra.
«El trabajo se organiza mucho mejor y se consigue una mayor producción en menos tiempo.»

Ventajas de la construcción modular

1. La construcción modular es más rápida y optimiza mejor los tiempos

La construcción de una casa modular es mucho más rápida que la tradicional. Según distintos estudios, se puede ahorrar de media un 50% en los plazos de finalización de una vivienda prefabricada con respecto a la construcción convencional. Esto se debe a varios motivos:

  • El hecho de que ciertas partes de la vivienda o módulos estructurales se realicen en fábrica permite que varias acciones se puedan llevar a cabo a la vez. Por ejemplo, la constructora en cuestión puede estar trabajando en la cimentación mientras se realizan los distintos módulos en fábrica.
  • Los módulos en sí que han sido fabricados ahorran tiempo en la obra. Por ejemplo, en el caso de Sismo Spain, con la instalación de nuestros paneles en obra se está realizando estructura, cerramiento y aislamiento en un único paso.
  • Se reducen los retrasos por inclemencias meteorológicas u otro tipo de imprevistos que pueden surgir en la obra.

2. Las casas prefabricadas son más sostenibles

Por lo general, la construcción modular es eco-friendly. Esto tiene su razón de ser en varias causas:

  • La realización de los módulos en fábrica reduce considerablemente la cantidad de residuos que se producen en obra, ya que las piezas que se envían a la parcela en sí vienen casi terminadas. Además, se controla mucho más el proceso en fábrica, reduciendo el desperdicio de materiales y fomentando su reciclaje. Por ejemplo, en la estación de producción de Sismo Spain todo el sobrante de EPS de nuestros paneles es retornado a la empresa suministradora para su posterior reciclaje.
  • Los materiales que se utilizan son más eficientes energéticamente hablando.  La mayoría de los edificios modulares están hechos de hormigón armado, que es un excelente aislante. Algunos incluso combinan el hormigón con el poliestireno expandido, que también influye en el aislamiento térmico de las viviendas.
  • Precisamente ese excelente aislamiento incide directamente en el ahorro energético de las viviendas. La casa requerirá menos uso de sistemas de aerotermia y eso se notará en la factura de la luz y en la contaminación que produzca.

3. Mayor control y mayor calidad

La fabricación de sistemas modulares permite realizar un mejor control de calidad de los materiales que se utilizan. Ese control se realiza no solo de los módulos finales en sí, sino también de cada uno de los elementos que conforman una pieza concreta.

La fabricación y el ensamblaje de los materiales están mucho más controlados y eso repercute en la calidad final.

Además, en el caso de Sismo, se consigue mejorar considerablemente la calidad estructural de las viviendas. Su propia configuración como estructura monolítica, así como la calidad de los materiales utilizados en nuestros paneles, dotan a nuestro sistema industrializado de una alta resistencia frente a movimientos sísmicos, terremotos o incendios.

4. Los sistemas modulares simplifican el proceso de construcción

Directamente relacionada con otras ventajas que ya hemos comentado, está esta. El hecho de trasladar a la obra módulos ya acabados simplifica mucho las tareas en obra, hasta el punto de no necesitar mano de obra cualificada.

Si vemos el caso concreto de Sismo, los módulos que producimos son paneles abiertos, que se preparan en fábrica y que, una vez en obra, se integran como un elemento meramente estructural. Sobre ellos se realizará, además del relleno de hormigón, la colocación de los revestimientos, instalaciones y acabados interiores. Esto simplifica considerablemente el transporte y la instalación, al no tratarse de piezas demasiado grandes ni pesadas. De hecho, no se requiere la utilización de maquinaria especializada. Cada módulo Sismo tiene una medida aproximada de 1,20 por 3 metros (variable según la altura de la planta), por lo que se instala fácilmente entre dos operarios.

5. Rentabilidad de la construcción modular

La construcción modular es mucho más rentable que la construcción convencional. Eso es un hecho y no se refiere a que los materiales utilizados sean más baratos que los que se emplean en la construcción tradicional. Más bien se debe a que la aplicación de sistemas industrializados, prefabricados o modulares supone una importante reducción de costes y de plazos de ejecución que van a incidir directamente en la rentabilidad.

La construcción modular es el futuro

Pese a las reticencias de algunos profesionales del sector, el futuro de la construcción pasa sin duda por la industrialización o fabricación modular. Pese a ello, cada vez son más los arquitectos, constructores y promotores que, conscientes de la necesidad de cambio, aplican a sus proyectos sistemas y metodologías de construcción nuevas.

La construcción tradicional con ladrillo no desaparecerá, al menos a corto y medio plazo, pero sí está destinada a convivir con todos estos sistemas modulares, industrializados o prefabricados, que irán ganando terreno hasta convertirse en un pilar fundamental de todo proyecto constructivo.

La construcción modular supone una importante reducción de costes y de plazos de ejecución que van a incidir directamente en la rentabilidad.
¿Te interesa? Infórmate sin compromiso. Sismo Spain es fácil rápido rentable calidad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Call Now Button