Fabricación de sistemas modulares

Fabricación de sistemas modulares para la construcción

¿Es Sismo una empresa de fabricación de sistemas modulares? Es una pregunta que técnicos y promotores nos hacen con frecuencia. A nosotros nos gusta empezar nuestra respuesta con un “sí, pero…”

Y es que, aunque nos dedicamos a producir módulos para la construcción de viviendas, oficinas y edificios de todo tipo, el funcionamiento y metodología de nuestro sistema dista mucho de lo que conocemos como construcción de casas prefabricadas o construcción modular.

¿Quieres saber en qué nos diferenciamos de los sistemas modulares? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué Sismo no es una empresa de fabricación de sistemas modulares al uso?

  • No compartimos el mismo sistema de fabricación. Podemos decir que en Sismo no se fabrican dos módulos iguales. Estos dependen al 100% del proyecto diseñado por el arquitecto. Nuestro programa Sis-CAD convierte los planos del arquitecto en módulos Sismo fácilmente manejables que conforman cada parte de la estructura o cerramiento de un edificio.
  • No tenemos viviendas tipo. No pedimos a nuestros clientes que se adapten a nuestro sistema, sino todo lo contrario: seguimos al pie de la letra el diseño del arquitecto. No contamos con viviendas tipo que más o menos sean personalizables, sino que nos adaptamos a las necesidades del cliente, a la distribución y orientación marcada por el arquitecto, sin que el concepto de construcción varíe ni un ápice.
  • No realizamos parte de la construcción de viviendas en nuestra fábrica. En Sismo solo producimos paneles de construcción que después se trasladan a la obra para su montaje y relleno de hormigón u otro material estructural, no realizamos acabados ni ensamblamos piezas en nuestra fábrica. Esto nos permite ser más rápidos y realistas respecto a los plazos de ejecución.
  • No se necesita maquinaria ni vehículos especiales para su transporte. A diferencia de las viviendas prefabricadas, que requieren el traslado de piezas de grandes dimensiones, los paneles Sismo tienen un tamaño y peso reducido, lo que permite su transporte en un camión convencional. Cargar y descargar los módulos se realiza fácilmente por dos personas.
  • Cuando hablamos de rapidez, incluimos también el plazo de fabricación. Los sistemas modulares y prefabricados suelen presumir de realizar la construcción de una vivienda en pocos meses, pero en ese plazo no está incluido el tiempo que se requiere para su producción en fábrica, que a veces supera los 18 meses. En Sismo, cuando hablamos de plazos, nos referimos única y exclusivamente al tiempo que se necesitará para ejecutar los trabajos en obra, ya que nuestros módulos se fabrican en apenas unas semanas.
  • Sismo no requiere mantenimiento. La calidad estructural de nuestro sistema, unida a su durabilidad, hace que cualquier construcción ejecutada con cimentación, cerramiento y forjado Sismo perdure toda la vida, sin riesgo de grietas en la fachada o daños por fenómenos meteorológicos.

Un futuro de construcción modular

Sea de un modo u otro, la fabricación de sistemas modulares en el sector de la construcción está ganando adeptos en todos los países del mundo. Sus múltiples ventajas, entre las que se encuentran la rapidez y rentabilidad que aportan a promotores y constructores, hacen que sea el método de construcción elegido por muchos, desbancando cada vez más a los sistemas de construcción tradicionales, que se basan fundamentalmente en el ladrillo.

Esto ha provocado que surjan cientos de empresas que se dedican a la construcción modular. A la hora de decidirse por una u otra, la calidad estructural, la personalización y la rentabilidad que ofrecen a promotores y constructores deben ser las premisas a tener en cuenta.

Share this post