fbpx

Aislamiento térmico

Aislamiento térmico
septiembre 15, 2018 Beatriz Funes

Aislamiento térmico y eficiencia energética

Aislamiento térmico, eficiencia energética, ahorro de energía, casas con consumo casi nulo… Todos estos términos han entrado de lleno en nuestras vidas en los últimos años. Es una respuesta al elevado coste de la energía eléctrica, que nos ha llevado a pensar en nuevas formas de ahorrar en la factura de la luz.

Por dar un dato, en España la energía eléctrica crece a un ritmo del 15% anual mientras el IPC es de entre un 1% y un 1,5% anual. Es decir, que el precio de la energía crece 10 veces por encima del conjunto de precios.

Según los datos del Barómetro Energético de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE), España podría cerrar 2018 como el año en el que el precio de la luz fue más caro en una década. En septiembre, el precio medio del mercado eléctrico alcanzó los 71,3 euros por megavatio hora.

Ante este panorama, buscar formas de ahorrar en la factura de luz, especialmente en nuestras casas, se ha convertido en un objetivo general de la ciudadanía.

 

Mejorar el aislamiento térmico de las viviendas

El 80% de las casas en España carece del aislamiento térmico adecuado para evitar pérdidas de calor por rendijas, ventanas y paredes, según datos de Naturgy. Solo una mínima parte de las 27 millones de viviendas que hay en España posee certificado energético. Del 1,5 millones que lo tienen, el 50% logra la clasificación intermedia E.

Algo que podría cambiar en los próximos años. Según datos del portal Informe Construcción, los grandes promotores españoles están construyendo edificaciones con certificado energético A y B. Eso supone que tendrán un consumo de energía inferior al 55% de la media, ya que no resulta competitivo ofrecer menos de esta certificación.

Sin duda, lo que ha impulsado este cambio de mentalidad en el sector de la promoción inmobiliaria ha sido el coste de la energía, pero también el impulso de las nuevas generaciones, más concienciadas con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Dentro de una vivienda, un cuarto de su energía se la llevan los artefactos del hogar, otro 25% el agua caliente, pero la mitad de la energía que consume una casa tiene que ver con la climatización y la refrigeración. Con el aislamiento térmico eficaz podemos ahorrar más donde más gastamos.

«La mitad de la energía que consume una casa tiene que ver con la climatización y la refrigeración»

¿Cómo el aislamiento ayuda al ahorro energético?

Según datos de la Asociación Ibérica de Poliestireno Extruido, un edificio bien aislado puede llegar a demandar hasta un 90% menos de energía que el mismo sin aislamiento.

Los edificios mal aislados pierden la energía que les proporcionamos en porcentajes diferentes a lo largo de su envolvente:

  • huecos alrededor de puertas y ventanas: 20%
  • muros: 25%
  • tejados: 30%
  • puente térmico: 5%
  • ventanas: 13%
  • suelos: 7%

 

Para los promotores inmobiliarios los costes que implica dotar de un buen aislamiento térmico a las viviendas son mínimos (un 1,5% del coste total de la obra), frente a los beneficios que conlleva a nivel económico tanto para el promotor, como para el cliente final.

Sismo Spain como sistema de aislamiento térmico en obra nueva

En nuestro caso, la utilización del sistema industrializado Sismo Spain se convierte también en un excelente sistema de aislamiento térmico. Su uso en cerramientos, separación de viviendas y forjados, permite un ahorro energético anual directo de entre un 15% y un 50%. Se debe, en gran medida, a que el sistema en sí elimina los puentes térmicos y dota a la vivienda de una envolvente perfecta. Además, no hay que olvidar que los módulos Sismo se componen de paneles de poliestireno expandido, que cuentan con una excelente capacidad de aislamiento térmico frente al calor y al frío. Esto se debe a la propia composición de este material  (un 98% de aire oculto dentro de un 2% de EPS).

Por poner un ejemplo, el panel sismo más común para un muro de cerramiento, el S20_4NP_4NP, cuenta con 8 cm de poliestireno expandido de alta densidad en dos capas de 4 y 4 cm, una exterior y otra interior. Esto le permite alcanzar con mayor facilidad un certificado energético superior.

Además, estas capas de aislamiento pueden alcanzar una transmitancia menor que genere un mayor ahorro energético. De hecho, con mayor aislamiento se puede llegar incluso a valores térmicos de casa pasiva, sin que el coste sea mucho más elevado.

La utilización de este muro Sismo puede suponer un ahorro energético de hasta un 20% con respecto a un cerramiento tradicional. Debido a esto, se reducirá también el coste de instalaciones, gracias a la menor pérdida térmica.

Ventajas de un aislamiento térmico eficaz

Los beneficios de mejorar el aislamiento térmico de las viviendas son ambientales, económicos y sociales: aislar térmicamente edificios implica ahorrar energía y su contaminación asociada, pero también una mejora económica (ahorro de hasta 400 euros en la factura de la luz) y un aumento de la calidad de vida. También conlleva que seamos menos dependientes de energía o de la generación de ella. A nivel social, implica tener menos frío o calor, aumentando la calidad de vida de las personas.

Además, si hablamos de obra nueva, un buen aislamiento térmico de la vivienda permite dotarla de Certificados Energéticos de alto rango, A y B, que aumentan su valor en el mercado.

El aislamiento térmico ofrece ventajas ambientales, económicas y sociales.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Call Now Button