Soluciones al desabastecimiento de los materiales de construcción

Soluciones al desabastecimiento de los materiales de construcción
marzo 22, 2022 Beatriz Funes

Sismo Spain frente al desabastecimiento de materiales de construcción

¿Cómo está afectando la crisis del transporte, los suministros y la guerra de Ucrania al sector de la construcción, y más concretamente al sector de la construcción industrializada? Es una pregunta que ronda estos días en la mesa de muchos promotores, arquitectos, constructoras y técnicos en general, que ven sus trabajos afectados en una u otra medida por la situación actual.

Los titulares de la prensa tampoco son halagüeños. Leemos que la construcción está al borde del colapso y se anuncian posibles parones en obras por los problemas de abastecimiento. Y es que la huelga de los transportistas, derivada por la subida del combustible, ha sido la gota que ha colmado el vaso para un problema que arrastramos desde hace meses: el encarecimiento progresivo de los materiales de construcción, que ha venido afectando a todos los actores implicados, desde proveedores hasta constructoras y promotores. Y es que en algunos materiales, el precio ha subido hasta un 40%, según denuncian distintas asociaciones de construcción.

Esto se traduce en un problema añadido: la constante revisión de precios y presupuestos que se entregan a los clientes y que estos, en ocasiones, no están en condiciones de asumir. Eso provoca rechazo y miedo a iniciar proyectos, tanto entre promotores como entre particulares que disponen de un terreno para construir una vivienda unifamiliar.

 

¿Cómo hacer frente a la subida del precio de los materiales de construcción?

¿Cómo hacer frente a la subida del precio de los materiales? Ese es el quid de la cuestión, sobre el que las empresas están empezando a trabajar para buscar soluciones a corto y medio plazo. Y una vez más la construcción industrializada, modular u offsite, viene a paliar en gran medida el problema.

Es cierto que fijar los costes de construcción hoy en día es una tarea difícil, incluso para empresas como Sismo Spain, que se dedican a la fabricación de módulos de construcción industrializada. Pero, precisamente las particularidades del propio sistema constructivo, que ejecuta parte de los trabajos en fábrica, permiten establecer unas partidas muy determinadas que pueden oscilar poco en el precio final, evitando en gran medida que la subida de precios de los materiales de construcción se note en el bolsillo del promotor o del cliente final. A continuación, repasamos uno a uno los factores que lo hacen posible.

1. Costes fijos en materiales de construcción

Los sistemas industrializados permiten un mejor control de los costes. Los proyectos se estudian y elaboran a medida, y una vez fabricados se llevan a obra para su instalación final. Todo está medido al detalle y eso evita sobrecostes por errores o desperdicio de material.

Nuestro sistema industrializado funciona como una maqueta, en la que nuestros módulos de cerramiento y forjados son las piezas, que se trasladan a obra. Van numeradas y se ensamblan fácilmente en obra por uno o varios operarios en el lugar exacto en el que corresponde cada pieza. Esta simplicidad del propio sistema permite que el coste en mano de obra sea reducido y que, además, sea siempre el mismo.

Directamente relacionado con ello, podemos hablar del relleno estructural de los paneles, que se realiza con hormigón. A pesar de que este es uno de los principales materiales afectados por la subida de precios, al construir con Sismo el coste del hormigón no sufre apenas variaciones, porque hemos calculado exactamente la cantidad de relleno estructural que van a necesitar cada uno de nuestros módulos.

Por último, respecto al precio en sí del propio módulo Sismo, podemos decir que su precio se mantiene durante todo el tiempo que duren los trabajos. Es decir, una vez que se acepta el presupuesto y se encarga el material, su precio no se ve afectado por las variaciones de precio de las materias primas que utilizamos para su producción (poliestireno expandido y acero galvanizado).

 

2. Materiales de construcción disponibles en todo momento

Como hemos comentado, los módulos Sismo que utilizamos para muros y forjados se componen de placas de poliestireno expandido y unas mallas de acero galvanizado que fabricamos en nuestra estación de producción. Son materiales que nosotros adelantamos antes del comienzo de un proyecto, con el fin de que la producción de nuestros paneles no se vea afectada por la escasez de suministros. Al ser un sistema que calcula exactamente la cantidad de material que se va a utilizar, nos aseguramos de contar con todo lo necesario antes del inicio de los trabajos. Esto quiere decir que todas las obras ejecutadas con Sismo Spain tienen garantizada la llegada de nuestro material hasta que finalice la instalación de los paneles, esto es, la fase estructural.

3. Ahorro en materiales de construcción para forjados: acero y hormigón

Previendo en parte la situación actual, en 2019 Sismo Spain lanzó al mercado un nuevo producto, el forjado Sismo LT, un nuevo forjado aligerado que permite una reducción considerable en los consumos de hormigón y acero. Según los estudios realizados por nuestros ingenieros, esta nueva modalidad de forjado reticular o unidireccional permite un ahorro de consumo de hormigón de un 7% respecto a otros forjados aligerados. En cuanto al consumo de acero corrugado, hablamos de un 6,60%, si lo comparamos con un forjado tradicional y del 3% con respecto a otros sistemas de forjados aligerados.

Puedes acceder al estudio completo en nuestra Biblioteca de Construcción Industrializada o directamente en este link.

4. La reducción de los plazos de construcción

Por último, queremos destacar una de las ventajas principales de cualquier sistema de construcción industrializada y, particularmente, del nuestro, que es la reducción de los plazos de construcción y la ejecución mucho más rápida de los trabajos en fase estructural.

Lo más significativo de Sismo Spain es que realizamos estructura, cerramiento y aislamiento en un solo paso, de forma simultánea, lo que supone un ahorro en tiempo de hasta el 50% en la fase estructural. Esto no influye directamente en el precio de los materiales, pero sí en los costes globales de la obra, ya que se verá afectada menos tiempo por la constante subida de precios.

A continuación vemos de forma más gráfica, el ahorro en tiempo que supone la utilización de la construcción modular de Sismo Spain en obra.

 

5. Los sistemas constructivos innovadores como solución

Como vemos estas semanas, los sistemas constructivos innovadores van ganando terreno a los tradicionales en nuestro país. En Sismo Spain hemos notado una creciente demanda de clientes interesados en construcción industrializada ante la situación actual. Son promotores o clientes particulares que buscan vías alternativas a la construcción tradicional, marcada por la crisis de materiales y la falta de mano de obra cualificada.

Y es que como ya hemos comentado, la utilización de un sistema como Sismo Spain permite reducir considerablemente la mano de obra y te asegura unos precios fijos de material durante el tiempo que dure la instalación de nuestros paneles. Al mismo tiempo, permite un avance más rápido de los trabajos. Algo fundamental en un momento en que la falta de materiales de construcción amenaza la continuidad de muchas obras.

La utilización de nuestro sistema industrializado permite reducir considerablemente la mano de obra y te asegura unos precios fijos de material.
¿Quieres saber más sobre cómo funciona nuestro sistema constructivo?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Call Now Button