fbpx

Construcción de casas pasivas o passivhaus

Construcción de casas pasivas o passivhaus
mayo 25, 2020 Beatriz Funes

Claves para la construcción de casas pasivas o passivhaus

La construcción de casas pasivas o passivhaus se ha convertido en una opción cada vez mas tenida en cuenta por promotores y clientes. Suelen estar comprometidos con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, pero también tienen una clara intención de ahorrar en el consumo energético, construyendo viviendas eficientes. Y es que sin lugar a dudas, la inversión en construir un edificio passivhaus se ve claramente amortizada con el paso del tiempo, debido a la importante reducción en gastos energéticos que genera.

A modo de introducción podemos tomar la descripción de casas pasivas de la Wikipedia. Así diremos que la construcción passivhaus se basa en los principios de la arquitectura bioclimática y de eficiencia energética, con un claro objetivo: que el edificio resultante tenga un consumo energético casi nulo, al mismo tiempo que asegura una temperatura confortable dentro de casa durante todo el año. Eso significa que no tenga excesivo calor en verano ni frío en invierno.

«La inversión en construir un edificio passivhaus se ve amortizada con el paso del tiempo, debido a la importante reducción en gastos energéticos.»

Exigencias de la construcción passivhaus

En concreto, los edificios construidos con los estándares passivhaus tienen que cumplir con una serie de requisitos. El principal es conseguir reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración, mientras que el resto de energía puede ser cubierta fácilmente con energías renovables. Además, para ser certificados Passivhaus, los edificios tienen que cumplir con estas exigencias:

  • DEMANDA DE CALEFACCIÓN < 15 kWh/(m²a)
  • DEMANDA DE REFRIGERACIÓN < 15 kWh/(m²a)
  • DEMANDA EN ENERGÍA PRIMARIA < 120 kWh/(m²a) (calefacción, agua caliente y electricidad)
  • HERMETICIDAD < 0.6 renovaciones de aire por hora (valor con un diferencial de presión de 50 Pa)

A través de distintas técnicas y aplicaciones, minimizan el uso de sistemas convencionales de calefacción y refrigeración, aprovechando las condiciones climáticas y de asoleamiento de cada lugar. En otras palabras, se diseñan y construyen con una estrategia clara: aprovechar al máximo la luz y la radiación solar. Así logran un alto aislamiento térmico y una renovación del aire a través de un sistema de ventilación, pero ¿cómo se consigue? ¿En qué aspectos se basa el diseño y construcción de una casa pasiva para conseguir el estándar y certificado passivhaus en España y en otros países?

«Minimizan el uso de sistemas convencionales de calefacción y refrigeración, aprovechando las condiciones climáticas y de asoleamiento de cada lugar»

Requisitos de la construcción passivhaus

  1. Estudiar el entorno bioclimático. El concepto passivhaus se tiene que adaptar a las condiciones atmosféricas de la región en la que se construirá la casa. Para ello, los arquitectos especializados en passivhaus tienen en cuenta la temperatura, los niveles de humedad, la dirección de los vientos, el soleamiento del sitio y las sombras, entre otras cuestiones. Todas ellas pueden suponer ventajas o inconvenientes para lograr una mayor eficiencia energética de la vivienda passivhaus.
  2. Un excelente aislamiento térmico. Es el aspecto más importante a la hora de mejorar la eficiencia energética de las viviendas y, por tanto, de la construcción passivhaus. Todo edificio tiene como finalidad protegernos del ambiente exterior creando un clima interior que, generalmente, se apoya en sistemas de calefacción o refrigeración para conseguir el máximo confort. Entre las medidas más eficaces para conseguir un clima interior confortable sin recurrir a estos sistemas está el aislamiento térmico de las construcciones. La envolvente del edificio, formada por los muros exteriores y la cubierta debe tener una baja transmitancia térmica. Esto por ejemplo se consigue con un sistema constructivo como Sismo Building Technology.
  3. Ausencia de puentes térmicos. Directamente relacionado con el punto anterior, se encuentra la importancia de reducir al máximo los puentes térmicos. Nos referimos a zonas como huecos de puertas y ventanas, por donde se transmite más fácilmente el calor o frío. En este sentido, Sismo Spain ofrece una solución eficaz y fácil. A diferencia de otros, nuestro sistema se caracteriza por ofrecer un aislamiento continuo, que evita la rotura de puentes térmicos en prácticamente todos los elementos, como cajas de persianas, jambas de ventanas, dinteles o pilares.
  4. Calidad de materiales en puertas y ventanas. Puesto que son los principales puntos de fugas de energía, en la construcción passivhaus se recurre a ventanas con doble o incluso triple vidrio, acompañado de un marco de PVC, el más idóneo por su baja transmitancia térmica. Todo esto repercute en un importante ahorro energético.
  5. Estanqueidad y hermeticidad del aire. Se trata de reducir grietas y huecos que pueden provocar filtraciones y corrientes de aire, para que la vivienda se encuentre los suficientemente hermética. Para ello, hay que tener en cuenta sobre todo la planificación de las juntas de la vivienda para evitar este tipo de problemas. Dependiendo del tipo de construcción, su ejecución, así como de otros aspectos técnicos, se consigue este objetivo en mayor o menor medida.
  6. Ventilación mecánica con recuperación del calor. Las casas pasivas recuperan gran parte de la energía que generan en su interior, tanto por parte de las personas como de los electrodomésticos, renovando el aire utilizado para acondicionar térmicamente la vivienda. Esta es, sin duda, una de las diferencias principales que encontramos con cualquier vivienda convencional.

 

Conclusiones de la construcción passivhaus

En definitiva, la base de un diseño ambientalmente sostenible está en dar una respuesta adecuada a los inconvenientes y ventajas del clima del lugar. Igualmente, hay que aplicar una serie de medidas constructivas que nos permitan prescindir de sistemas mecánicos de acondicionamiento térmico que consumen energía dentro de la vivienda, produciendo emisiones de gases de efecto invernadero.

La aplicación de Sismo a cualquier proyecto de vivienda sostenible ayuda considerablemente a la consecución de estos objetivos. Además, simplifica el proceso gracias a la simultaneidad con la que se ejecutan distintas fases. Por ejemplo, con Sismo se completa la hermeticidad y el aislamiento a la vez. Esto supone un ahorro de tiempo y dinero, especialmente en un proyecto passivhaus, que cuenta con muchos pasos que suelen realizarse en distintas fases.

La aplicación de Sismo a cualquier proyecto passivhaus ayuda considerablemente a la consecución de estos objetivos, al mismo tiempo que simplifica el proceso.
¿Te interesa? Infórmate sin compromiso. Sismo Spain es fácil rápido rentable calidad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Call Now Button