fbpx

La construcción 4.0, una tendencia al alza en 2021

La construcción 4.0, una tendencia al alza en 2021
julio 26, 2021 Beatriz Funes

Sismo Spain lidera la construcción 4.0 en 2021, duplicando su producción con respecto al año anterior

La construcción 4.0 en España va haciéndose cada vez más hueco, reemplazando a otros sistemas de edificación tradicional, como el ladrillo, en todo tipo de proyectos, ya sean bloques de apartamentos, viviendas unifamiliares o adosadas. Y es que sin duda, la construcción industrializada, marcada por sistemas innovadores como Sismo Spain, ha venido para quedarse. Como muestra, solo basta analizar los datos de producción de nuestra fábrica en España: en lo que llevamos de año, hemos ampliado la producción en un 50% respecto a 2020, lo que se traduce en 35.000 metros cuadrados de paneles Sismo que van destinados a distintos proyectos residenciales en diferentes puntos de España.

«En lo que llevamos de año, hemos ampliado la producción en un 50% respecto a 2020.»

Pero ¿qué es exactamente la construcción 4.0 y qué implica para el sector?

La construcción 4.0 no es otra cosa que la industrialización de un sector que llevaba décadas sin innovar en cuanto a la metodología y los sistemas aplicados para la edificación de viviendas. Se trata de liderar un cambio de paradigma que nos lleve a construir con más garantías y calidad, de una forma más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Estamos hablando de una revolución industrial para la construcción.

En este sentido, la industrialización permite distintas ventajas:

  • Automatización, estandarización y optimización de procesos que se traducen en un aumento de la producción.
  • Mejora de la gestión de recursos, tanto materiales como humanos.
  • Un mayor control en la ejecución y planificación de las obras.
  • Reducción de imprevistos.
«Liderar un cambio de paradigma que nos lleve a construir con más garantías y calidad, de una forma más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.»

La construcción 4.0 como una tendencia al alza

Estamos acostumbrados a los cambios que ha supuesto la digitalización y la industrialización en casi todos los sectores (educativo, sanitario, turístico, etc.) tanto a nivel de  tecnología como de información. Vivimos en un mundo en el que lo que funciona hoy de un modo, mañana puede hacerlo de otro.

En este contexto, la construcción 4.0 se plantea como una tendencia al alza. Hoy en día hay una mayor conciencia de la necesidad de una digitalización de la construcción. Cada vez es más frecuente oír conceptos como la metodología BIM, el Big Data, la Inteligencia Artificial o el Internet de las Cosas.

Sin embargo, aún hay que dar un salto de gigante para ponernos a la altura de la industria 4.0 en cuanto a procedimientos y aplicación de todas estas metodologías y tecnologías. Por ejemplo, aceptar que el ladrillo no es el único material válido para el cerramiento de un edificio ya es un paso importante. Comprender que existen otros sistemas, diferentes al tradicional, que te permiten construir de forma más rápida y eficiente, haciendo un mejor uso de los recursos, minimizando errores e imprevistos, es fundamental.

Quienes apuestan alto en el sector residencial saben que el futuro de la construcción pasa por la industrialización. Por eso entre nuestros clientes y colaboradores de este año tenemos importantes promotoras y estudios de arquitectura que apuestan por la construcción 4.0 para dar forma a sus proyectos.

 

¿Cómo unirse a la construcción 4.0?

Dar el salto a la construcción 4.0 no es algo solo al alcance de los más fuertes del sector. Es cierto que aplicar nuevas tecnologías en constructoras, promotoras o estudios de arquitectura supone una inversión y un cambio estructural. Sin embargo, entender que esas iniciativas van a suponer una reducción de costos y una mejora sustancial de los procesos es la clave. La reinversión de sus beneficios en modernizarse es una de las vías para lograrlo, así como la búsqueda de otras vías de financiación.

Pasos para subirse al tren de la cuarta revolución:

  1. Empezar poco a poco, de forma paulatina, digitalizando procesos y aplicando tecnologías emergentes. Por ejemplo, apostar por el desarrollo del BIM (Building Information Modeling) en la empresa permite realizar una copia digital del proyecto antes de poner un pie en ella.
  2. Entender la construcción como si se tratase de la fabricación de un producto, en este caso, de edificios, viviendas unifamiliares, bloques de apartamentos, etc. es fundamental.
  3. Esto nos acerca a la industrialización de la construcción, con la aplicación de sistemas como Sismo Spain, que nos permiten fabricar elementos de la obra fuera de ella, ahorrando tiempo y minimizando errores al máximo, al mismo tiempo que mejoramos la calidad de las viviendas.

 

 

¿Te interesa? Infórmate sin compromiso. Sismo Spain es fácil rápido rentable calidad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Call Now Button